Aisoy EMO y el Trastorno del Espectro Autista

Aisoy EMO y el Trastorno del Espectro Autista

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), más conocido como autismo, afecta a uno de cada 150 niños. Este trastorno es muy amplio y puede afectar entre otros aspectos a la capacidad del niño para comunicarse y, a su desarrollo cognitivo y emocional.

Habitualmente aparece a edades muy tempranas a pesar de que, en determinados casos, puede pasar desapercibido hasta que el niño comienza la etapa escolar.

 

SÍNTOMAS EN INFANTIL

  • Torpeza en las relaciones sociales
  • Dificultades para expresarse tanto verbal como gestualmente.
  • Dificultad para interpretar emociones y sentimientos tanto propios como ajenos
  • Dificultades para compartir tareas e intereses con niños de su edad.
  • Déficit del lenguaje (incapacidad de mantener una conversación coherente)
  • Imposibilidad para jugar de forma espontánea.
  • Preocupación excesiva por realizar tareas repetitivas y poco comunes (alinear objetos, ordenar elementos…).
  • Fuerte intolerancia a los cambios en el entorno.

 

GRADOS

Grado 1: Trastorno Autista

Es el nivel más profundo del trastorno y el más conocido generalmente. Los niños diagnosticados con este grado de autismo presentan movimientos estereotipados que resultan extraños y no tienen un objetivo determinado. Son niños que no han desarrollado el lenguaje, habitualmente se aíslan del mundo que les rodea y presentan dificultades para mantener la mirada.

Grado 2: Autismo regresivo

Este nivel del autismo se caracteriza por aparecer después de lo habitual. En general el niño evoluciona normalmente durante los primeros años pero en determinado momento del crecimiento comienza a perder progresivamente habilidades que ya había aprendido.

A partir de esta regresión  el niño manifiesta los mismos síntomas que en el grado 1 pero con menor intensidad.  De esta forma puede perder las capacidades comunicativas que había adquirido.

Grado 3: Autismo de alto funcionamiento

Se trata del grado de trastorno más ligero. Los niños que presentan este nivel suelen desarrollar un lenguaje normal y sus procesos cognitivos suelen mantenerse dentro de la norma.

CÓMO PUEDE AISOY AYUDAR A LOS NIÑOS QUE SUFREN ESTE TRASTORNO

Asoy EMO es un robot emocional especialmente diseñado para ayudar a los más pequeños a identificar e interpretar las emociones tanto propias como ajenas. A través de los colores y las expresiones faciales, el robot interactúa con el niño/a para ayudarle en su desarrollo.

Los niños y niñas que sufren Trastorno del Espectro Autista tienen especiales dificultades a la hora de comunicarse y de establecer relaciones sociales con personas de su edad o incluso mayores (padres, familiares, profesores…).

Aisoy les ofrece un espacio interactivo, sencillo e intuitivo en el que aprender a comunicarse y a sentirse más cómodos con las emociones. Desde la seguridad que supone para el niño relacionarse con un amigo robótico sus capacidades pueden desarrollarse positivamente.

Este robot ya está presente en algunas empresas y organizaciones relacionadas con el tratamiento de trastornos infantiles como el autismo para ayudar a los más pequeños a desarrollar sus capacidades.

¿Necesitas más información acerca de nuestro robot Aisoy EMO y de cómo puede contribuir al desarrollo de las capacidades infantiles? Consulta nuestro blog y redes sociales para no perderte nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *